Enseña a tus peques los planetas con su propio sistema solar

Una manualidad cósmica de verdad


Una manera fácil y divertida de enseñar a los peques los distintos planetas y las particularidades de cada uno. ¡Crea un sistema solar que les va a entusiasmar!

Vas a necesitar:


– Pelotas de polietileno o de papel maché de distintos tamaños
– Pintura
– Limpiapipas (esas varillas de alambre cubiertas de estambre)
– Ojitos adhesivos
– Rotuladores
– Caja de cartón
– Hilo o cordón. Puede ser negro, blanco o transparente
– Cinta adhesiva
– Una imaginación tan infinita como el universo

Su sistema solar, paso a paso

Paso 1

Reúne todo el material. Primero vamos a hacer cada uno de nuestros personajes-planeta. Antes, puedes enseñar a tus peques (perdón, aprendices de astronauta) algunos datos divertidos sobre cada planeta y luego dar rienda suelta a vuestra creatividad con la decoración.

Paso 2

Primero Mercurio el Alocado. Mercurio tiene los cambios de humor, bueno, de temperatura, más extremos de todos los planetas. Oscila entre 170 °C (-280 °F) de noche y 430 °C (800 °F) de día. Así que puede estar muy contento y, un minuto después, muy triste (¿Te recuerda a alguien?).

Paso 3

Enjoyada y deslumbrante, la Reina Venus es el planeta más brillante del cielo por la noche. Esto se debe a que su atmósfera de finas nubes refleja el 70% de la luz solar y la devuelve al espacio. Busca a Venus en el cielo en las noches despejadas.

Paso 4

La Tierra Ñam Ñam es el único planeta de nuestro Sistema solar en el que hay vida, ¡y mucha! La Tierra está llena de animales, naturaleza y delicias de todo tipo. ¿Con qué sabrosos alimentos vais a rematar vuestra Tierra personal?

Paso 5

Marte Temperamental está siempre enfurruñado y tiene la reputación de no limpiar nunca su habitación. Gira alrededor del sol en una órbita ovalada, resoplando enojado y creando gigantescas y violentas tormentas de polvo que pueden durar meses. ¿Te imaginas lo que es?

Paso 6

Júpiter el Alegre es un planeta muy grandote pero amistoso al que le encanta hacer nuevos amigos. De hecho tiene, al menos, 67 lunas a las que les encanta hablar y jugar con él. Recuerda: puedes tomarte ciertas libertades creativas cuando hagas tus propios amigos lunares.

Paso 7

Vistoso Saturno es el planeta más elegante y sofisticado del universo. Lo primero que salta a la vista son sus magníficos anillos, formados por miles de millones de cristales de hielo. Algunos son tan pequeños como una mota de polvo y otros tan grandes como una montaña, ¡impresionante!

Paso 8

Urano Clandestino es muy misterioso. Gracias a su atuendo azul pálido, fue invisible para el ojo humano durante cientos de años, hasta que un tipo muy listo lo descubrió con su telescopio. Tiene una órbita de 84 años, de los cuales está en la más absoluta oscuridad durante 42 años.

Paso 9

Elsa de Frozen es «tibia» comparada con Neptuno Fresquito, ejem, más bien congelado. Este planeta es un gigante de hielo con una temperatura media de -214 °C (-353° F) así que, si lo visitas, recuerda llevar la ropa más abrigada que tengas.

Paso 10

¡Ya puedes colgar tus planetas! Pinta de negro el interior de una caja de cartón y pega algunos puntos blancos o dorados, que son las estrellitas. Después pasa un hilo o cordón a través de cada planeta (anúdalo en la parte inferior de cada planeta para que se mantenga en su sitio). Haz 8 agujeros en la parte superior de la caja y úsalos para colgar los planetas. Ya solo tienes que pegar el hilo por arriba con cinta adhesiva y, ¡listo!

Mándanos tus fotos

Nos gustaría mucho ver las creaciones cósmicas que has hecho junto con tus copilotos. Comparte tus fotografías con nosotros en Facebook o Instagram ¡y recuerda añadir el hashtag #wonderbly!